miércoles, 19 de noviembre de 2008

Sobre la cultura del esfuerzo de Tomás Abraham VI

El texto de Tomás Abraham, "La cultura del esfuerzo", desde mi punto de vista es una crítica del sistema educativo y la sociedad en que vivimos.
Abraham dice sobre la violencia, que no se puede creer que haya un genoma argentino que determine la violencia, ya que esta deriva de la situación de exclusión y marginación social en la que se vive con muchos jóvenes actualmente. En una parte del texto le preguntaron a Abraham si la escuela era generadora de violencia; el respondió que la escuela es generadora de conocimientos y un lugar de encuentros y relaciones sociales. Por último, Abraham dice que vivimos en una sociedad de engaño que fue diagramada por los adultos de su generación.
Tomás Abraham habla sobre el sistema educativo y dice que actualmente no se prepara a los jóvenes en el mundo que han de vivir, que no saben que la escuela es un lugar de trabajo aunque no cobren dinero. Según él esto no debe ser ocultado ya que está preparando a los jóvenes para que ofrezcan un servicio a la sociedad para en el díade mañana llevar adelante sus vidas. Y si se les oculta esto, de un díapara el otro, estarán en la calle y sin un techo.

Para Tomás Abraham los niveles de exigencia educativa se bajaron a los estudiantes de menos recursos y esto constituye una forma de humilllarlos y de no demostrarles que vivimos en un mundo competitivo.

Para terminar Abraham afirma que vivimos en una sociedad resignada ya que todos parecemos estar de acuerdo en que no hay solución para nuestros problemas. No hay solución para los millonesde indigentes, no hay solución para la deserción escolar; Ante este panorama la sociedad opta por mentir o poner cara de periodista agrio e indignado.

Según mi propia experiencia lo que Tomás Abraham dice sobre el sistema educativo es correcto, es decir, creo que varias de las cosas que el plantea realmente suceden. Por ejemplo, el caracterizar que vivimos en una sociedad resignada es cierto, ya que nosotros nunca nos preocupamos por nada porque creemos que todo está perdido.



Pablo Bareiro

2º 4º TM Cs. Naturales

4 comentarios:

Joy-Joy dijo...

Creo que lo que dice Pablo es muy cierto, pero aún hay personas qeu luchan por conseguir vivir mejor, que se esfuerzan por mejorar sus vidas aunque sea un poco. Los argentinos(no todos)tenemos la característica de rendirnos ante la primera falla, pero no debería de ser así.

Con respecto al sistema educativo creo que es muy cierto, más que nada porque uno aveces se encuentra con antiguos profesores y éstos les hacen comentarios como:

"es un grupo amoroso, pero con cariño no se aprueba la materia por más que lo intente" o "por más que baje el nivel no consugo que aprueben... ya no lo puedo bajar más, es un grupo dificil de llevar..."

Que se puede pensar de ésto?

bueno, los profesores bajan la exigencia para que los alumnos que no entienden puedan apribar y no repetir el año, pero aquellos que entienden, se aburren y suelen dejar de prestar atención.

Creo que es una falta total de respeto, no sólo para el que entiende(que quiere aprender cosas nuevas)como para él que no, ya que menosprecian su capacidad de aprender.

No creo que la escuela sea generadora de violencia, sino de conflictos internos que pasan a mayores según sea la situación.

bien, sin más que decir me despido.


Joana Carlini.

2º 4ª, Turno, mañana.

Anónimo dijo...

El pensamiento de Tomás Abraham es muy correcto y estoy de acuerdo con la crítica de Pablo.
Por empezar, la gente actual vive presionada por los tiempos de la vida cotidiana y no puede dedicarse a reintentar un acto fallido, este razonamiento no deberia ser asi, ya que en la vida hay que poder superar las metas que se nos van interponiendo y asi dejar de lado la mediocridad que día a día van haciendo a las personas cada ves más inferiores y menos preparadas para afrontar la vida.
En cuanto al sistema educativo que se plantea, creo que gran parte de los docentes utilizan ese criterio (no todos) y lamentablemente afectan a todos los alumnos que llevan las ganas de aprender a la escuela.Este criterio debe cambiar para poder darles a los chicos de hoy en día una mejor educación para el día de mañana superarse y poder afrontar las metas que imponga la vida en si misma.

Bueno este fue mi comentario sobre el esfuerzo de Tomás Abraham.



Lucas Martínez. 2º 4º T.M

facu dassieu dijo...

como estudiante y como lector opino lo mismo que Pablo.
últimamente (y es cada vez más evidente) el nivel cultural de la sociedad en que vivimos entra en una decadencia que alarma por no decir asusta.
desde los chicos chiquititos que cartonean en vez de estudiar, por esos que roban o se la pasan todo el día en la calle haciendo nada, mientras los padres, todavía más estúpidos e inconscientes no tienen nada mejor que hacer que traer más pibes al mundo para condenarlos a la misma clase de mierda en la que ellos viven.
ojo! esto no se da en todos lados, no sería justo calificar de vaga e ignorante a toda una sociedad por la falla de unos pocos.
hacen falta ganas para lograr un cambio, para hacer ver a la escuela como un lugar de progreso y no como una tortura diaria, para demostrar a esos que andan en la nada que el futuro les pisa los talones y que los padres no vivirán eternamente para mantener esa vida dejada que llevan.
muy bueno el flog.

facundo Dassieu 2º3º EEMM nº2

Anónimo dijo...

Great work keep it coming, best blog on earth

generic paxil